abril 28, 2010

OUT.

Sharon entró arrasando en la casina, tiró la mochila en un rincón y sacó un redbull de la riñonera de floritos. Haritz la miraba desde el sofá.


-Tronca, que enérgica.

-Ya queda menos para el sábado, joder.

-Sharon, es lunes…

-¡Sí! Es lunes, pero son las nueve de la noche y no hay clase a estas divinas horas.

-Joder, tía, estás loca, tanto redbull te está dejando gilipollas.- Se rió de su propia gracia y ella se sentó a su lado, apoyándole la cabeza en el cuello. Dio un mordisco fuerte y se rio en su oreja.

-Cómo tú, con tanta sativa en el organismo, chiquito.

Corbin entró con Beátris. Iba con el brazo sobre sus hombros y ella se abrazaba a su cintura.

-Buenas, familia.

Haritz y Sharon se fueron en busca de Catlin y Noreto, ellos dos se quedaron gritándole a la caja tonta un rato. Se encontraron con Mela por el camino, que decidió ir con ellas, a por Trecko; está buenísimo, dice ella.

Kella venía la calle arriba corriendo. Se le vertía el agua de la botella.

-¡Estoy con Joan! ¡Tías tías! ¡Qué me ha pedido salir!

Empezó a bailar toda motivada y sus amigas rompieron a reír dando saltos con ella.

Gin entró en la casa y se quedó parada en la entrada. Tiene la mala costumbre de rayarse cuando fuma. Mira el cuello lleno de marcas –de Beátris, piensa.- de Corbin y tira con Treck hacia afuera. Lo apoya contra la pared y le da un beso suave. Él se lo devuelve confundido.

-¿Qué haces tía…?

-Venga Treck,- le dio varios picos tirándole del cinturón y se pone de puntillas para interesarse por su barbilla.- Siempre te has querido liar conmigo.

-No digo que no, pero si estás mal, no tienes por qué hacerlo. Podemos hablar, nos conocemos desde hace mazo, joder.

Gin echa a andar hacia el parque y se sienta en un banco sacando el greender.

-Venga, deja eso y habla.

-Pero no hay nada que contar.

-¿Por qué no paras de tragar mierdas y te quejas? Con lo valiente que eres para meterte en movidas, hay que ver lo cobarde que eres para tu vida en general.

Ella le miró con el ceño fruncido y se largo de allí con la boca llena de imprecaciones.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.