marzo 05, 2010

Y luego me tienes que mimar.

-Háblame, que en el fondo sabes que te escucho. Aunque no lo parezca, aunque ponga malas caras, aunque no me digne a mirarte. Siempre que no seas Dani, si eres él, puedes ahorrarte la saliva.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.