marzo 30, 2010

Los recuerdos casi me alcanzan.

El coche seguía andando por la carretera, ibamos rápido.Todo era perfecto. Estabamos pasando por una carretera desde la que se veía ligeramente el agua del mar. El olor a sal se me metía en la nariz y me tranquilizaba. Busco tu mano, descansando encima de las marchas, la aprieto, y tú sueltas una risita bajito. Te miro, entrecerrando los ojos por el sol, y te miro con el labio atrapado entre los dientes.
Y... ¿sabes qué es lo mejor?
Que estar contigo, me hacía feliz.

2 comentarios:

Ana dijo...

Pequeños momentos inolvidables.

¡Un besazo!^^

mlle.Chen dijo...

Yo he vivido mil momentos de éstos hace algún tiempo. Idénticos con lo que has escrito. Los extraño, mucho.
Y esa felicidad.. nunca la he vuelto a sentir de esa forma. Supongo que es difícil 'superar' ciertos sentimientos.

Unbesoo:)
Pdta: me acabo de acordar de que esos momentos fueron subidos a una moto.
Pdta2: gracias por guardarme el secreto =D

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.