marzo 30, 2010

Es una mentira tras otra; una tras otra.

-Se trata de días y días, ¿entiendes?
Le miro con el ceño fruncido. No la escuchaba, de nuevo.
-Niña...
-¡Ay! Perdón, es que estaba pensando en...
-Ya, ya, bueno, ¿podrías centrarte un poco?
-Claro, dime.
-Decía que te quiero.
-Ohm... Oye mira, he recordado que tengo que irme, ¿Te importa que hablemos mañana?
-Yo...
Se levantó sonriendo y le dio un beso en la mejilla, en uno de los ventanales, se le veía apoyado a él, esperándola. Apenas cruzaron la puerta de la cafetería se agarraron de la mano y se dieron un suave beso.
-¿Aún no le has dicho que no le...?
-Dale tiempo, el pobre está enamorado.
-Cómo yo de ti, eh...
Serín esbozó una sonrisa nerviosa, y miró hacia otro lado. Justamente, al bar que acababa de dejar atrás. Y a Joey que la mira desde la puerta con gesto cansado. Piensa este para sí, cuando le dirá a ese chiquillo, que realmente no le quiere.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.