marzo 18, 2010

Eres tú, chiquito, siempre lo has sido.

Mirándole a través de la ventana, jurarías, que tiene algo que contarte, y quizá para mañana ya sea tarde.
Te enamoró siendo una niña, y aún te duele verle vagabundear de cama en cama, en todas menos en la tuya.
Peínate, que se hace tarde para entrar en la facultad. Ponte guapa, anda, o al menos... ponte la falda gris, que te queda muy bien. Lo malo, es que tu te piensas que a él no le gusta, y a él, le gustan todas, hasta tú. Parece que se vuelve loco con unas piernas de mujer, -y lo que no son sus piernas-.
Pero no te pongas triste, ese hombre no será tuyo nunca, porque no será de nadie.
Morirá solo, con la única compañia de la melodia de aquella antigua canción que tanto le recuerda a si mismo, o más bien... aquella antigua canción, que tanto le recuerda a tí, y eso, sin darse cuenta.
Morirá enamorado de tí, pero solo en su subconsciente, y eso ya es mucho para alguien como él.
Es él.

1 comentario:

Javier dijo...

a la diablos!! muy bueno...
=)
♣♠♫♪

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.