febrero 08, 2010

¡Yo quiero creer que sí!

-Son secuelas, únicamente son secuelas, pero no se ya donde esconderlas. Claro, es eso, eso que dices, sí. Si ya lo sé... ay, de veras que lo sé, pero no hay forma, no consigo... exactamente... menos mal que tú me entiendes, chiquito, porque desde luego, muy bien no me sentiría si no.
La mirada perdida del peluche desconcertaba a la muchacha, que se reía nerviosa, mirando a su primo y seguidamente, volviendo la cabeza hacia esos ojos de cristal.
 -Paul, ¿tú creés que me contestará algún día?
Sin poder evitarlo, una carcajada resonó por la habitación, y la otra, acabó por hacerle el eco.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.