febrero 08, 2010

Soy yo, todas esas soy yo.

Soy yo, como todo lo que escribo ahora. Soy yo, solo tienes que fijarte. No es muy difícil percatarse de que ahora todo está del revés, ¡hasta yo! Porque soy yo. Soy yo.
Y tú, y él, y mis amigos, y mi madre, hasta mi padre. Soy yo. Soy vosotros. Somos nosotros. Y he perdido la partida, muchas malas jugadas, pero óyeme, esta es la buena.
Claro, de cada cien acierto una. este es mi acierto. ¿o no? bueno, quizás no, pero que más da. Si no fuera el caso, borrón y cuenta nueva. No soy la primera, -ni la última.- ni soy 'virgen' en eso, yo no soy virgen en casi nada ya. Una pena.
Soy yo. Una puta caprichosa, vale, sí, lo de puta me define más, ¿Y...?
Que bien me siento esta noche, se nota que no ha sido un mal día. Se nota que hoy he tenido todo lo que he necesitado -barra- querido. Hasta una sesión de medioabdominales, para que luego digan que no soy deportista. Y ¿sabeis qué? He vuelto a fumar. Sí. Aquí hay de todo. Putas, anorexicas, enamoradas de ambos lados, alcoholicos, y yonkas, ahí estoy yo. En las medioyonkas como los medioabdominales de esta tarde. Y le he dado bien, todo lo que no probé en un mes corre ahora por mis venas, y sabe dios por donde más. La mirada nublada, y me enorgullece decir, que no estoy llorando. La risa floja, -¿a qué es agradable esa risa? Y la felicidad pintada en la comisura de mis labios.
Soy yo. Te lo juro. Esta soy yo. La que se quedaba llorando al final del pasillo diciendo 'mami, no te vayas...' agarrada a la oreja de mi peluche -era un conejito-  la que quería acercarse a la mesa a comer, y que quería que su hermana Lala le volviera a contar la historia de los huskys de peluche. La que correteaba por casa con el pincel en la cabecita, y con el pijamita de muñecos y sus barbies y como no, el ken, se dedicaba a jugar a las familias felices, donde la cama, los sofas, la tele, y todo lo demás, estaba echo con las caratulas de las cintas de video. La que tenia que dormir agarrada a la mano de Alba para poder dormir.
Soy yo, ¿sabes? La que se quedaba una hora en la cama pensando si debía echarse una carrera hasta la habitación de mami y papi  y decirles que tiene miedo, que cree que 'debajo de la cama de Albi hay un mostruo', también la que juega con Vanessa en la Ermita a las brujitas buenas, y como siempre conseguía ganar. La que se cortó el dedito en navidad con un cuchillo al intentar cortar turrón -la próxima vez, le diré a que me lo parta...- La que se echó a llorar porque soñó que un payaso mataba a su mamá.
Esa soy yo, y muchas más cosas.

3 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Tendría que haber ido para que le mimaran un poco.

¡Beso!

Lala V dijo...

Toda persona es un mundo por explorar. :)
Qué bien por ti que te guste ser tú, seas quien seas.

Arenas dijo...

Si, sin duda eres tu.
Fumando, llorando, la risa floja, la manita para dormir, el conejito.. tu, eres tu.

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.