febrero 07, 2010

Para muchas cosas.

Hoy es una noche para pensar, para razonar, -para fumar también- para querer, para admirar y sobretodo, para calentarse.
Hoy Charlotte tiene que decirme varias cosas. Por ejemplo, como ha dejado que sus mejillas se sonrojen cada vez que le ve a él. Sobre todo, sabiendo que él es solo mío. Que lleva mi -no- nombre tatuado, y que lo quiero solo para mí.
Bueno, vale, te lo presto los Domingos y los Jueves, que son los días feos, o no, mejor te lo dejo los martes, que me resultan repugnantes.
Pero no podrás mimarlo si quiera los demás días. Porque el estará deseando que lleguen mis mimos.
Hoy Charlotte tiene que decirme varias cosas. Por ejemplo, porqué su pelo rojizo se está volviendo tan anaranjado, y porqué se está dejando ir tanto con los dulces.
Al final se va a arrepentir, porque ella es así. Ella siempre se acaba arrepintiendo.
Hoy Charlotte no quiere hablar conmigo. Creo que se ha enfadado por tener que contarme siempre todo. ¿Creés que mañana me lo querrá contar?
Me parece que Char, mañana, solo va a querer escucharme llorar.
¡PERO NO HOY! Hoy es un noche para pensar, para razonar, -para fumar también- para querer, para admirar y sobretodo, para calentarse.

1 comentario:

Giulia Sientefrío dijo...

¿Y quién no ha tenido miles de noches así? Yo desde luego que muchas...

Y Char no tiene por que arrepentirse de todo, no es bueno...

Posdata: hoy creo que me toca una noche como esta.

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.