febrero 20, 2010

Sí, ustedes.

Me encantais cada uno de vosotros.

febrero 15, 2010

Escuchando ahora Morodo, se me ha ocurrido que igual te has acordado de la sudadera que te has olvidado en casa, pero como no se si es o no verdad, voy a salir con ella hoy. A ver si me ve todo el mundo con ella y se acuerdan de que tu tienes una idéntica, con la misma quemadura en el antebrazo y con ese olor tuyo tan varomil -que hay que joderse como me pone.- y bueno, ya si me ves tú, te dejo que me la quites un ratito, pero tienes que ir a mi casa a por ella más tarde, que me la debes, eh?
muás.

febrero 10, 2010

:B

Seguro que mañana se te olvida traerme esa rosa que decías que era azul con manchitas lilas. Que ya lo sé, ¡Que de ti no me puedo fiar! Bueno, yo por si acaso te espero en la puerta de casa, con el camisón rosina y las chanclas de la playa.

febrero 08, 2010

Soy yo, todas esas soy yo.

Soy yo, como todo lo que escribo ahora. Soy yo, solo tienes que fijarte. No es muy difícil percatarse de que ahora todo está del revés, ¡hasta yo! Porque soy yo. Soy yo.
Y tú, y él, y mis amigos, y mi madre, hasta mi padre. Soy yo. Soy vosotros. Somos nosotros. Y he perdido la partida, muchas malas jugadas, pero óyeme, esta es la buena.
Claro, de cada cien acierto una. este es mi acierto. ¿o no? bueno, quizás no, pero que más da. Si no fuera el caso, borrón y cuenta nueva. No soy la primera, -ni la última.- ni soy 'virgen' en eso, yo no soy virgen en casi nada ya. Una pena.
Soy yo. Una puta caprichosa, vale, sí, lo de puta me define más, ¿Y...?
Que bien me siento esta noche, se nota que no ha sido un mal día. Se nota que hoy he tenido todo lo que he necesitado -barra- querido. Hasta una sesión de medioabdominales, para que luego digan que no soy deportista. Y ¿sabeis qué? He vuelto a fumar. Sí. Aquí hay de todo. Putas, anorexicas, enamoradas de ambos lados, alcoholicos, y yonkas, ahí estoy yo. En las medioyonkas como los medioabdominales de esta tarde. Y le he dado bien, todo lo que no probé en un mes corre ahora por mis venas, y sabe dios por donde más. La mirada nublada, y me enorgullece decir, que no estoy llorando. La risa floja, -¿a qué es agradable esa risa? Y la felicidad pintada en la comisura de mis labios.
Soy yo. Te lo juro. Esta soy yo. La que se quedaba llorando al final del pasillo diciendo 'mami, no te vayas...' agarrada a la oreja de mi peluche -era un conejito-  la que quería acercarse a la mesa a comer, y que quería que su hermana Lala le volviera a contar la historia de los huskys de peluche. La que correteaba por casa con el pincel en la cabecita, y con el pijamita de muñecos y sus barbies y como no, el ken, se dedicaba a jugar a las familias felices, donde la cama, los sofas, la tele, y todo lo demás, estaba echo con las caratulas de las cintas de video. La que tenia que dormir agarrada a la mano de Alba para poder dormir.
Soy yo, ¿sabes? La que se quedaba una hora en la cama pensando si debía echarse una carrera hasta la habitación de mami y papi  y decirles que tiene miedo, que cree que 'debajo de la cama de Albi hay un mostruo', también la que juega con Vanessa en la Ermita a las brujitas buenas, y como siempre conseguía ganar. La que se cortó el dedito en navidad con un cuchillo al intentar cortar turrón -la próxima vez, le diré a que me lo parta...- La que se echó a llorar porque soñó que un payaso mataba a su mamá.
Esa soy yo, y muchas más cosas.

Chupadme un pie.

Esto no es ninguna historia, esto es que me apetece descargarme y elijo mi blog para hacerlo, que para eso es mío.
Tú fíjate, yo con Raúl, que se estaba acostumbrando mucho a tratarme mal, mi madre, echa cisco, mis colegas, más perdidos que la hostia. Y yo con una mala leche que me va comiendo por dentro.
Dios, que asco da la gente. Y quereis llamaros amigos, vamos hombre, no valeis ni como comadrejas, estiraos.
Y encima me sale la vena extremeña, DIOS.
Que te deeeeeeeeeeeeeeeeeeeen, no, que os deeeeeeeeeeeeeen mucho por el culo.
Disculpadme por el vocabulario, no recuerdo que eran las palabras finas, y eso que me estoy comportando.

ea, con Dios, gilipollas.

¡Yo quiero creer que sí!

-Son secuelas, únicamente son secuelas, pero no se ya donde esconderlas. Claro, es eso, eso que dices, sí. Si ya lo sé... ay, de veras que lo sé, pero no hay forma, no consigo... exactamente... menos mal que tú me entiendes, chiquito, porque desde luego, muy bien no me sentiría si no.
La mirada perdida del peluche desconcertaba a la muchacha, que se reía nerviosa, mirando a su primo y seguidamente, volviendo la cabeza hacia esos ojos de cristal.
 -Paul, ¿tú creés que me contestará algún día?
Sin poder evitarlo, una carcajada resonó por la habitación, y la otra, acabó por hacerle el eco.

Hay un fin de los tiempos, aunque no lo sepas.

Quiere vengarse de cada milímetro de piel que le ha robado, quiere continuar sintiendo que está viva y que él no la tiene. Saldrá a la luz todo lo que le ha hecho, claro que sí. El tiempo lo dice todo, y claro, es obvio que mañana no será el día, pero no importa. Ella está dispuesta a seguir con sus planes hasta el fin de los tiempos.
Porque hay un 'fin de los tiempos', ¿sabías?

febrero 07, 2010

Betagarri y Korbintxo.

Lo intento y no consigo, imaginarte en amarillo, tu eres verde, mi verde preferido,ver desde fuera lo ocurrido, que fácil es morir dormido.

 
'De mi Corbin, que me dice cosas muy bonitas, con cantantes muy guapos.
Tú si que sabes sacarme una sonrisa.'

Para muchas cosas.

Hoy es una noche para pensar, para razonar, -para fumar también- para querer, para admirar y sobretodo, para calentarse.
Hoy Charlotte tiene que decirme varias cosas. Por ejemplo, como ha dejado que sus mejillas se sonrojen cada vez que le ve a él. Sobre todo, sabiendo que él es solo mío. Que lleva mi -no- nombre tatuado, y que lo quiero solo para mí.
Bueno, vale, te lo presto los Domingos y los Jueves, que son los días feos, o no, mejor te lo dejo los martes, que me resultan repugnantes.
Pero no podrás mimarlo si quiera los demás días. Porque el estará deseando que lleguen mis mimos.
Hoy Charlotte tiene que decirme varias cosas. Por ejemplo, porqué su pelo rojizo se está volviendo tan anaranjado, y porqué se está dejando ir tanto con los dulces.
Al final se va a arrepentir, porque ella es así. Ella siempre se acaba arrepintiendo.
Hoy Charlotte no quiere hablar conmigo. Creo que se ha enfadado por tener que contarme siempre todo. ¿Creés que mañana me lo querrá contar?
Me parece que Char, mañana, solo va a querer escucharme llorar.
¡PERO NO HOY! Hoy es un noche para pensar, para razonar, -para fumar también- para querer, para admirar y sobretodo, para calentarse.

Ya sabía yo que mi ombligo no era único.

Cuando se te empiece a congelar el ombligo, como a mí, solo tienes que seguir andando, porque con cada paso de esos cortitos que das por la calle, unos veinte metros más atrás de tus amigos, te recomponen cada parte del cuerpo. Ya se que tú andas pensando en otra cosa, y que te da un poco igual ir muerta de frío, pero cuando llegues al local, te vas a quedar tan helada que ni pensar vas a poder.


Alice me ha dicho que no te preocupes, que las cosas pasan 'a tu edad', An dice... bueno, An aprovecha para hacerte mimos, que yo se que le encanta, y por una vez...

¡Pero no te olvides!, sigue andando, que si no, la vamos a tener...

febrero 06, 2010

Jara pasea de un lado a otro de la casa, con ojitos contentos, los pequeñines corren detrás de ella chocándose entre sus patas cada vez que ella da la vuelta para seguir su camino.
Yeira se ríe viéndolos trotar entre aullidos y ladridos agudos.
Kurt, sentado en el suelo mira a su hermana y no es capaz de no imitarla, al verla tan feliz.

febrero 05, 2010

Lo que tiene que hacer una, macho.

Unamuno se me ha quedado atascado en la cabeza, no tengo ganas de pensar. No sale nada diferente ahora, creo que me duele el piercing, y no soy capaz de concentrarme por eso.
Estoy discutiendo con la que se supone es/era mi mejor amiga.
Mi novio está sopa en mi cama, y yo sentada en el suelo con el PC escribiendo no sé el qué.
Le clavo los dedos en las costillas, se remueve y me apoya una mano en la cabeza, pero no se despierta, me acaricia la nuca, y me pellizca la oreja, pero sigue sin levantarse.
Mira que le digo que lo haga, que tenemos que estudiar, pero nada, no hay forma.
Dejo el cigarrillo en una de las ranuras del cenicero y me siento a horcajadas sobre él. Ya parece que se está espabilando. A penas son las cinco y media, y me atrae hacia él, y me acuna. De verdad que se ha despertado, sí
Pongo un poco de Reggae, nos fumamos un lindo canuto, y nos zambullimos debajo de las sabanas riéndonos.



Es imposible dividirlo todo, de verdad te lo digo.

febrero 02, 2010

Hace frío por las mañanas, hoy no me libro de llevarme la sudadera, pero el guante lila lo dejo en el cajón de la derecha y la bufanda se puede quedar colgada en el armario. Hace frío, pero tampoco es para tanto.
El nesquick no estaba fresquito hoy, Franito ha terminado con la leche y he tenido que bebermela del tiempo... estaba un poco malo, pero bueno, me ha gustado.
Todavía me huelo la colonia en el pelo, al alisarlo se ha quedado impregnado el olor, -¿por qué nunca me había dado cuenta?
Tengo que pintarme los ojos, y los coloretes... no se dónde están mis polvitos...
¡MIS UÑAS! menos mal que en el instituto no hay nadie que me interese... y que a él le da igual lo que me haga en las uñas, porque esa es otra, siempre me ve guapa, no se le escapa ni una, a este mi chiquillo.
Hoy además pienso llevarme las deportivas, buah, no me apetece nada nada arreglarme, asi que los vaqueros esos caidos, unas bragas negras -porque se me van a ver- y la camiseta a rayas, ea, lista y preparada.
aaaaaaaagur.

febrero 01, 2010

Se le ha olvidado calentar el chocolate y el frío que no hay se le cuela por la rebeca gris.
Ahora sí que está agotada.

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.