enero 02, 2010

Casi las ocho.
-Venga, tía, levántate ya, ¿No?
-¡Deeeéjame dormir!
-¡Pero son las ocho de la tarde y Jota te ha llamado cuarenta veces!
-Que llame una más y me levanto...
Aitana la desarropó de mala gana.
-Como no te levantes, se va a enfadar contigo, tu verás.
Gin se levantó refunfuñando, y tal cual, se metio a la ducha. Eso le hacía falta, una buena ducha fría que le baje la resaca.
-¡Mandale un mensaje a Jota, y dile que nos vemos a las 11 donde siempre!
-¿Dónde siempre?
-Él sabe donde es, ¡Corre!

[...]

3 comentarios:

Javier dijo...

un poco de agua fria para sacudir las neuronas...
=)
♣♠♫♪

Mr. sooonRisas. dijo...

No bebas tanto, ques muy malo

Zai Vélez dijo...

Una buena ducha que mejore la resaca de una noche anterior...

Tendra que correr rapido para llegar

Saludos!

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.