diciembre 13, 2009

Tom le dice a la mejor amiga de su mujer que es una víbora sin escrúpulos.

-Es Victoria.
-Pero, ¿Está riéndose?
-Oh, ¡por supuesto! Victoria es la mujer más feliz del mundo, aunque a veces haya lagrimitas rebeldes que se empeñen en quemar sus mejillas, pero no te preocupes, siempre se le pasa con los mimos.
-La conoces mucho...
-De tanto quererla, mujer.
-¿Y de mí?- Dijo con una sonrisita traviesa.- ¿Qué sabes de mí?
-¿De tí? Desde su punto de vista, eres una hipócrita, y desde el mío, una víbora sin escrúpulos.
-¡Pero bueno! ¿Se puede saber que estás diciendo?
-La verdad, querida, la verdad. Y sal ya de mi cama, que estás ensuciando el olor de mis sabanas.
La sonrisa se había esfumado, y una mueca de ira demasiado graciosa se dibuja en la cara de la mejor amiga de ella.-si podía llamarse amiga, claro está.

3 comentarios:

Vero. dijo...

Me encantan tus fotos.
No creo que Victoria se merezca lo que le hace Tom y su mejor amiga.

Un beso.

Hollie A. Deschanel dijo...

Groseros.

Beso!

Érika dijo...

No quiero un Tom en mi vida y menos una amiga así...

Besos:)

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.