noviembre 01, 2009

Por eso

Jota estaba raro ese día, piensa Gin. No sabría explicar por qué, o sí.
Creía que nunca se arrepentiría de conocerle. Pero Gin...¿está equivocada?

Toda la noche sin dormir, tratando de dar vueltas en la cama, pensativa, triste. Notaba las ganas de llorar, las lagrimitas rebeldes que se veían en las comisuras de sus ojos, pero estaba demasiado colocada como para incorporarse si quiera. Se notaba fría. Fría y ligera. Era una sensación tan agradable como molesta.

Intentaba concentrarse en calmar los latidos de su corazón, que ya notaba en la si-si-sien.
'Te quiere tía, que yo lo sé. Que se le nota'
Refunfuña. No quiere creerle, -bueno, quiere. Pero no debe.-
Con solo pensarlo le entran ganas de buscarle, de pedirle explicaciones, de mirarle a la cara apenas cinco segundos y buscar ansiosa sus labios, enterarse de cual es su sabor realmente, de comérselo con la mirada y con la lengua. De abrazarle, y-y-y... -se deprime-
De las ilusiones se vive ¿no?
Pues Gin también. Tal vez solo exista por eso.

3 comentarios:

Arenas dijo...

No sé bien que decirte, que te odio por escribir tan sumamente bien, triunfarás, porque sé que lo harás. Que te amo, por ser la persona que me escuchó durante tanto tiempo.. y que lo siento, siento haber dejado que todo esto se rompiera..
te quiero.

Cris dijo...

Él estaba raro, y ella sí que sabía por qué.
Quizás todos existimos solo por eso. Ilusiones...
Muaac

Hollie A. Deschanel dijo...

Pero las ilusiones hay que llevarlas a la realidad (:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.