noviembre 02, 2009

Feliz cumpleaños

Yeira se sentó en la puerta de su casa,  llevaba unos pitillo vaqueros y una olímpica azul. Se colocaba el colgante con cuidado, rozándose la nuca con la cadena.
-Yei, ¿Dónde estás?
-Estoy aqui txiki.
Kurt salió a la puerta y la abrazó por detrás.
-¿Sabes que día es hoy, tata?
K., son las siete de la mañana, vete a dormir anda...
-Pero...hoy es un día especial...
-Si te portas bien, igual es un día aun más especial.
Le coje de la mano y lo sienta sobre ella acunándolo. Sonrió satisfecho y se acurrucó entre sus brazos, quedándose dormido tras varios minutos. Lo llevó a la cama, lo acostó con cuidado de no despertarle, y se tumbó a su lado, rodeándole con el brazo.
-Feliz cumpleaños, enano.
Kurt se removió en sueños y apoyó su mejilla contra el pecho de su hermana, escuchando el rápido latir de su corazón.
Kurt es idéntico a su padre. Le echa de menos.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.