noviembre 02, 2009

Ella es una puta luchadora

Anabella paseaba por los pasillos del hospital de día. Ya casi hacía dos horas desde que habían llegado. La quimio ahora era más larga, también algo más brusca.
Su hermana le estaba enseñando a conducir, por si su madre tenía algún problema.
El oncólogo sacudía la cabeza con desaprobación.
-Miriam, no. No vas a dejar la quimio ¿Te has vuelto loca?
-¡Pero si los marcadores no dejan de subir! No sirve para nada...
-Mujer, el tumor se ha reducido mucho, han desaparecido la mayoría de las metástasis y se que es duro, pero esa no es la salida y ambos lo sabemos.
An estaba fumándose un cigarrillo en la puerta cuando salió su madre.
-¿Qué te ha dicho?
-Los marcadores se han disparado otra vez.
-Ah... Bueno, no te preocupes, suben y bajan, ya sabes.
Ella sacudió la cabeza y aligeró el paso hasta el coche, dejando atrás a su hija.

Ella es fuerte, aunque no lo crea.
Ella es una puta luchadora.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.