octubre 03, 2009

Maldita Yeira

-Comprenderé cualquier cosa que me impongas. Cualquier cosa que salga de tus labios para mi será un mandato. Una orden que cumpliré con gusto. Besaré tus pies si es lo que quieres, o cortaré mi cabello si es lo que te gusta.

Ella lo miró casi riendose, y aplastando el medio cigarrillo que llevaba entre sus finos dedos, se levantó y se largo de aquel cuarto, dejando a ese pobre imbecil de turno, sollozando.
Uno más habia caido en la trampa de la telaraña.
Yeira estaba orgullosa de si misma. Eran ridículos.
"Putos picha floja.." se pavoneaba ella. "nunca aprenderán los pobreciyos..."
Y con ese paso tan particular suyo, ese movimiento de caderas, y esa sensual mirada, entró en el bar de enfrente y acaricio el trasero de otro hombre. Otro hombre, que, como estúpido, ando tras ella hasta el baño, para encontrarse una jovencita de ojos verdes y uniforme escolar[...]

Maldita Yeira.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.