octubre 10, 2009

Desastre.

Es un desastre, yo sé que es un puto desastre. No consigo recordar la primera mirada, o ese primer te quiero, pero la verdad no me importa. Recuerdo el último y eso es un DESASTRE.
Quizás solo esté sobrevalorando el amor, quizás todo lo que digo sentir no sea más que fruto de mi imaginación o simplemente sienta algo parecido y eso es.. bueno, ya sabes, un desastre.
A veces me gustaría que fuese así, pero luego te veo, justo en frente y se rompen mis esquemas -igual que los tuyos ¿recuerdas?- y todo el mundo parece derrumbarse a nuestro alrededor, solo que al final, tú sales sin problemas y a mi me cuesta la misma vida atravesar el camino entre escombros. que desastre...
Son días buenos, o no tan buenos, pero no malos, no, no, nunca malos.
Son ilusiones "rotas" y palabras "repetidas" son locuras, dulces locuras, de esas que se te clavan en el corazón como si fuera un dardo. De esas que como masoca que eres, te enamoran. DESASTRES.
Desastres que no estoy dispuesta a abandonar. Y ya puede venir dios a decirme que me vaya, que hasta que no lo crea necesario, no saldré del campo de batalla. Aunque haya posibilidad de caer antes del regreso.
Ese sería realmente, el único desastre.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.