octubre 18, 2009

Ciento y algo

Yeira salió del baño con el pintalabios rojo algo difuminado, y marcas por todos lados, llevaba el vestido azul del revés, colocado con muy poco cuidado, y algo desabrochado, dejando ver un sujetador rasgado.
-hé, niñita.
Ella se gira con una mueca de fastidio y enarca una ceja.
-¿hmm?
-¿Cómo te llamas?
-Para tí, Irene.
-¿Para mí? ¿Le dices nombres falsos a la gente?
-Le digo nombres falsos a los tíos que no tienen ni puta idea de como hacerme disfrutar. Tú eres el número.. ciento y algo, asi que sí. Para tí, Irene.
-Zorra.
-Oh, como tu madre.
Yeira salió del bar con una sonrisa muy linda, y el tipo se quedo en la puerta insultándola. Ella estaba tan acostumbrada, que le dio exactamente igual lo que aquel... señor dijera.
Total, habia conseguido lo que queria. Aunque ese polvo no hubiese sido el mejor, habia logrado engatusar a otro hombre, y en menos de un minuto.
'Ay maldita Yeira, cada vez me sorprendes más' se susurra entre risitas [...]

1 comentario:

patt. dijo...

jajajaja
me a gustado. Me a echo reir, imaginarme la sonrisa de yeira.

:) encantada d leerte i sgurite.
muaaaaaaaaaaa

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.