octubre 01, 2009

Cada noche,Cada noche...

-¿qué pasa ahora?
-¿qué pasa de qué amor?
-mira la cara que tienes.
-Solo estaba pensando, ¿no puedo pensar?
Tom se gira irritado sin querer contestar a la absurda pregunta de su prometida.
-Venga cariño, ya sabes que soy así, discúlpame.
-Victoria, ¿por qué no me dejas solo un momento?
Se reclinó suavemente sobre el sillón de cuero que se presentaba imponente en mitad de la biblioteca.
La mujer observó las paredes repletas de estanterías con miles de libros, de tamaños y formas tan diferentes, pero no se movió de su lugar.
-Lo siento querido, pero no me moveré de aquí.
Tom levantó la vista y observó la pose de la persona que amaba, tan fina, tan segura de si misma, tan sumamente perfecta...
-Pues entonces quédate ahí, sin más - dijo con un tono molesto que a Victoria le pareció adorable.
-Oh, amor...
Ella anda a paso ligero hasta llegar a su prometido, y colocando el vestido cuidadosamente, se sienta sobre él. rodea su cuello con los brazos y lo besa apasionada.
-para mujer, estas no son formas de...
Un nuevo beso interrumpe las palabras de Tom Flint, pero no reacciona a las estocadas de su preciosa mujer y esta acaba por darse cuenta. Se levanta y sale de la habitación sin mirarle, lágrimas adornan sus ojitos del color del mar y cierra la puerta con un movimiento rápido.

"Cada noche, cada noche..." se lamenta Victoria mirando al horizonte.

Y ella sigue pensando que su marido no la ama...

Pero Tom la observa, desde la ventana de su gran biblioteca memoriza sus movimientos, hasta el más leve temblor en sus largas pestañas, y se lamenta, claro que lo hace, porque ve desvanecerse un amor que jamás nadie en toda la eternidad comprenderá.


NOsonnecesarioslosTEQUIEROS.Siemprequelosdemuestres.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.