septiembre 08, 2009

un sin sentido.

Las cosas empezaban a ir realmente mal, se distanciaba poco a poco, desaparecia y aparecia sin pensar en si estaríamos preocupados, no decía nada a nadie.
Se acercaba su cumpleaños y ya tenia todo pensado. Queria regalarle lo mas bonito que tenia, mi corazón, mi alma, a mi misma.
Tocaron a la puerta segundos después de que un pensamiento algo subido de tono cruzara mi mente a toda velocidad, me ruborice ligeramente y me dirigí hasta la puerta, no había nadie en casa y cuando abri la puerta, tampoco había nadie fuera.
Encima del columpio del jardín, había una carta, me acerque despacio, sabia de quien era, estaba segura de que ponía esa carta y de lo que ello significaba.
Abri la carta con los dedos temblorosos, rompi parte del sobre, los nervios me obligaban a hacerlo mas deprisa, el sobre llevaba mi nombre.
“¿Lunne? Si estás leyendo esto ahora es porque la has cogido del columpio, nuestro primer beso te acuerdas? Fue muy bonito, pensé que todo seria perfecto, que tu eras lo que necesitaba, que siempre estaríamos juntos, han pasado unos meses, y te quiero mucho, con locura, pero… Las cosas no son tan fáciles y los dos lo sabemos, solo tienes dieciséis años y yo voy a cumplir veinticinco. Es una relación difícil y se que ahora mismo vas a llorar de rabia, me odiaras por hacer esto, pero ambos sabemos que nunca funcionara.
Tengo que estar con otra persona, con una mujer, alguien maduro y tu eres una cria. Eres increíble y me encantas, guapísima, preciosa, perfecta. Pero hay otra mujer.
Disculpa esto, y disculpa que no te lo diga a la cara, mirándote a los ojos, pero soy demasiado cobarde para hacer tal cosa.
Siempre, Jack.”
No. No, no, no.
Mire hacia todos lados de la calle, le buscaba, tantas lagrimas en los ojos no me dejaban ver, grite su nombre, con toda la fuerza que fui capaz de sacar de mi misma, note como mi garganta se resentía, note como acabada en un aullido de dolor, note como todo mi mundo se derrumbaba, como corria calle arriba con la carta en mi puño. Sabia perfectamente donde estaría, quería que yo misma viera como se besaban. En el mismo parque donde me dijo que me quería, donde me cogía de la mano y me abrazaba como si se le fuese la vida si no lo hiciera.
El estaba allí, con ella. Me quedé mirando, a unos metros de distancia, con el corazón latiéndome en la sien, vi como ella revoloteaba a su alrededor, como movia sus largas pestañas y se mordía el labio, provocándole, provocándole a tocar sus caderas, su espalda, sus piernas perfectas. Pero el no la miraba, llevaba el móvil en la mano, llevaba el móvil que yo le regale. Lo dejo sobre el banco, se levanto y me miro.
Aunque sabia que me encontraría justo ahí, sus ojos se movieron rapidos y nerviosos, apretó los puños hasta que sus nudillos se vieron blancos, podía sentir el dolor que sentia al clavarse las uñas en la palma de la mano.
Y entonces sucedió, se acerco, me cogió por los hombros, me grito, me llamo por mi nombre, me beso con fuerza, dejándome sin respiración apenas y tirando de mi labio con dulzura me dijo que me amaba, que era lo mejor, que se venia obligado a hacerlo, pero que lamentablemente, para esa mujer perfecta, para mis padres o para el mundo que nos rodeaba, no estaba dispuesto a perderme.
La carta que llevaba en la mano se me había caído a sus pies, se agacho para cogerla y romperla en mil pedazos.
-A veces, sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer, lo que debemos hacer, pero somos humanos, nos gusta tenerlo todo, somos egoístas. Y tu sabes que no soy diferente. Puede que a toda esta gente no le guste que te ame, pero lo hago. Es asi, no hay más Lunne.
<>
Aquel beso me sabia a gloria, aquel instante, la calma después de la tormenta.
El dia de su cumpleaños fue el mas bonito de nuestras vidas, y digo de las nuestras, porque cada instante que pasa, me doy cuenta de cuanto me ama, de todo lo que soy para el.
Nunca, nada es imposible.
Y menos si se trata de amor.
Jack, siempre.
Lunne·

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.