septiembre 08, 2009

¿Te amo?

Te amo.
Lo último que me dijiste. Y de buenas a primeras…te vas.
Cogiste el teléfono a escondidas, y vi que marcabas un número de memoria.
Detrás de la puerta escuchaba cada tecleo, cada vez con más ganas de llorar.

La llamabas a ella, ¿verdad? Seguías diciéndome que me querías, pero le preguntabas cada día. Salías de la habitación y le decías lo que sentías aquí, a mi lado. No quería perderte, asique yo callaba.
Te amo.
Lo último que me dijiste.
Me asomé un poco con la cara anegada en lágrimas y te giraste con rapidez. Me miraste, y en ese justo momento caíste en la cuenta de que yo, sabía todo.
Soltaste el teléfono, me abrazaste, me besaste, y me susurraste cuanto lo sentías.
Me separé, más por acto reflejo que por el hecho de que quisiera dejar de rozar tu cuerpo. Salí, confusa, asustada. Me sentía sola.
¿Qué había pasado? ¿Qué había hecho mal? ¿Por qué ya no sentías lo mismo que yo?
Me repetía las mismas preguntas tantas veces que las respuestas salían sin pensarlas.
No había pasado nada, siempre había sido ella tu razón de vivir. Había intentado robar un beso que no era mío. Nunca, nunca sentiste lo mismo que yo.
Me dejé caer, gritándole al mundo, jamás había sufrido tanto. Me dolía incluso el alma de pensar que ahora estarías en sus brazos. Amándoos, felices.
Lo siguiente que vi, fue nada.
<>
Desperté en sus brazos. ¿Por qué volviste?
Me perdí en su mirada de nuevo, creyendo que todo había sido un sueño y que él me amaba tanto como yo.
Que va. Esa no era la respuesta correcta. CULPABILIDAD. Esa era la verdad. Culpable, se sentíasculpable.
O… tal vez no.
¿Lo sabré algún día?
Te quería. Te querré. Te amo.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.