septiembre 28, 2009

Llamada.


Su msn estaba abierto, el ordenador ardía tras llevar horas encendido, aunque realmente, Janette estaba a años luz de su dormitorio cuando su movil empezó a sonar irritablemente, sacandola de su ensoñación. Era un número desconocido.
-¿Sí?
Al otro lado del telefono solo se escuchaba un tráfico lejano.
-ehm...¿hola?
-Hola.-dijo con voz firme.
Cuando su mente analizó esa voz, sus mejillas se colorearon de rojo intenso y apretó la mandibula con fuerza.
-¿quién eres?
-¡Sabes de mááás y de sobra quien soy pequeña Janette!
-Que va, realmente no tengo ni idea.
-Soy Paul.-Dijo exasperado.
-¿Paul? No conozco a ningún Paul...
-¿Sabes que mientes mal hasta por teléfono?
-Oye mira, no se que quieres y la verdad no me importa mucho, asi que hasta otra, monín.
La linea se cortó, pero Paul se quedó el móvil pegado a la oreja y con una sonrisa divertida susurro un "hasta pronto" que le hizo reir.

Janette se lavó la cara con abundante agua y se quedó observando las marcas rosadas que adornaban su cuello. "este Paul..." pensó riendose.
Se puso las converse de Sprindfield, esas que se había comprado hacía un par de meses y salió de casa sin hacer ruido, alejándose de la urbanización y acercándose a la estación del lado sur, donde ya alguien la esperaba pacientemente con un poco de polen entre los dedos [...]

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.