septiembre 30, 2009

Contacto.

Saco la llave del contacto y con una mano apoyada todavía en el volante salio del coche.
Esa noche llovía a cántaros pero Paul ni se inmutaba.
En la quinta ventana empezando desde la izquierda se dibujaba la silueta de una pequeña mujer.

Janette se situaba justo frente a la ventana, con las manos suavemente colocadas a la altura de sus caderas, estaba tranquila.
Una sonrisa pícara en sus comisuras hizo que Paul se moviera ligeramente y entrara en el hall de aquel edificio.
Un toque en la puerta fue suficiente. Janette esperaba al otro lado para abrirle.

Un escalofrío recorrió la nuca de Paul cuando ambas miradas se encontraron, pero este no se movió de la entrada, simplemente se apoyó en el marco de la puerta y esperó a que ella diera el primer paso.
Janette desabrochó un par de botones de su camisa blanca. Aún llevaba el uniforme del colegio, ese día le parecía que iba a ser el atuendo perfecto. Se puso de puntillas y lo besó con una intensa ternura. Las manos de él sujetaron las mejillas de la niña siguiendo ritmicamente aquel pulso entre sus lenguas.
Jane pasó los brazos alrededor de su cuello besándole con más fuerzas.
Paul acaricio sus muslos finos y suaves y con un ligero movimiento la levantó, pegando su pequeña espalda a la pared y perfilando sus pequeños y redondeados senos con la punta de la lengua[...]

Esa chiqitina le robaba la razón.
Pero ese hombre la hacía realmente disfrutar tras un mal día.

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.