septiembre 28, 2009

Chiquitina de ojos verdes.


Flotaba, realmente estaba flotando[...]
Janette notaba el vaivén de su cuerpo al compás de la música, notaba el alcohol en sus venas y cada vez se sentía más lejos.
La discoteca estaba a rebosar, pero ella se movía con libertad de un lado a otro, rozando su cuerpecito joven -entre chicos increiblemente desconocidos a sus ojos- con sensualidad.
Mareada, salio a la puerta y tras andar un par de metros por un callejon su cuerpo se convulsionó haciendole expulsar toda droga que albergaba en su organismo.
Alguien le retiró el pelo de la cara y la sujeto pacientemente hasta que su estómago se hubo asentado de nuevo.
-he, ¿estás bien? ¡Menudo pedo llevas chiquitina!
-Solo estoy algo mareada, tampoco estoy tan borracha.
-niña -dijo con tranquilidad- si no hubieses salido de ese antro, ahora mismo irías camino del depósito. Además, ¿No eres tú muy jovencita para andar por lugares como este?
Janette respiró hondo y levantó la vista para observar a aquel hombre moreno que se acuclillaba a su lado. Ella se pasó las manos por el pelo en un intento absurdo de arreglarlo un poco e ignorando las palabras del tipo fuertote, apoyó la espalda en la pared con los ojos cerrados.
Tras algun minuto que otro abrió los ojos, y se topó con su mirada, profunda.
-¿Se puede saber que estas mirando? ¿Y por qué sigues aquí?
-Observaba como te van cogiendo color las mejillas mujercita.- dijo con una media sonrisa realmente irresistible.- Y sigo aquí porque me da la gana, niña.
-Pues no se tú, pero esta niña se larga.
La pequeña mujer que había tras esa mirada traviesa se incorporó apoyándose ligeramente en el hombro de su acompañante.
-¿No me piensas dar las gracias si quiera?
Jane saco de su bolso gris una cajetilla de tabaco y encendió uncigarillo cuidadosamente colocada entre sus finos labios.
Tras un par de caladas y una mirada ligeramente sujerente dio media vuelta y salió a la calle principal.

'A pocos pasos, un hombre unos diez años mayor que ella, se bebía el último trago de un quinto de cerveza y la seguía en silencio para saber donde dormía esa chiquitina de ojos verdes.'

No hay comentarios:

Todo te da igual, cuando él

Todo te da igual, cuando él
es lo mejor que tienes.
Creative Commons License Todos los textos y fotos que están aquí escritos o colgados, son míos.licencia de Creative Commons. Respétalo, por favor, y no te los descargues.